miércoles, 29 de abril de 2015

TEMA 8: DE LA RESTAURACIÓN A LA GUERRA CIVIL (1874-1936)

En diciembre de 1874, el general Arsenio Martínez Campos en un pronunciamiento militar, que tuvo lugar en Sagunto (Valencia) proclamó rey de España a Alfonso XII. Se ponía fin de esta manera a un inestable período político que nació en 1868, cuando se destronó a Isabel II, madre del rey.

10.1. EL SISTEMA POLÍTICO DE LA RESTAURACIÓN
           - La Restauración Borbónica (1874-1902) vino marcada en sus primeros años por el final
             de la  III Guerra Carlista, que tuvo como principales escenarios las provincias vascas.

            - Los grandes protagonistas de la Restauración, además de Alfonso XII, fueron, la       
              Constitución  de 1876 y  Antonio Cánovas del Castillo, líder del Partido Conservador.
              Él fue el creador de una forma de gobierno, “turnismo”  (alternancia en el poder entre
              liberales y conservadores). Cánovas ideó un sistema para que su partido y el Liberal,          
              encabezado por Práxedes Mateo Sagasta, fueran gobernando por turnos en cada una
              de distintas legislaturas. Este sistema se denominó el “encasillado”.

- El encasillado consistió en la puesta en común del Partido Conservador y el Liberal para
  repartirse el mapa político español. De esta manera, se ponían de acuerdo para que, en
  cada elección, la victoria resultara para uno de los partidos, asegurándose el resultado
  mucho antes de que las elecciones tuvieran lugar, constituyendo un auténtico fraude.

           - En numerosas ocasiones se recurría al “pucherazo”, consistía en prácticas como las de 
             censar apersonas fallecidas o dificultar al máximo el acceso a las urnas a la población. 
              
             La finalidad última de esta cuestión era garantizar la estabilidad política, para que no
             se produjeran nuevas intentonas republicanas.


10.2. LOS PROBLEMAS DE LA RESTAURACIÓN

- La  inestabilidad política empezó con la muerte de Alfonso XII, en 1885. Esta circunstancia
  hizo que su segunda esposa, María Cristina de Habsburgo, asumiera la Regencia de su hijo
  menor, el futuro Alfonso XIII. Durante este período se siguió manteniendo la alternancia
  en el poder entre liberales y conservadores, salpicada con atentados anarquistas, como el
  asesinato de Cánovas del Castillo.

- En 1898 los conflictos exteriores, provocados por los  intentos independentistas de las
  últimas colonias españolas, Cuba, Puerto Rico y Filipinas, desembocaron en  la guerra
  con Estados Unidos y la pérdida definitiva de las mismas, lo que causó una gran conmoción
  entre los españoles. Esta etapa finaliza en 1902, cuando Alfonso XIII asume la jefatura
  del Estado, inaugurando un nuevo periodo hasta 1931, en que se proclamó en España
  la II República.

10.3. CRISIS DEL ESTADO LIBERAL. EL REINADO DE ALFONSO XIII (1902-1931)
         10.3.1. Turnismo y Regeneracionismo (1902-1917)

           El período que se inicia en 1902, con el ascenso al trono de Alfonso XIII, y concluye en
           1923, con el establecimiento de la dictadura de Primo de Rivera, se caracterizó por una permanente crisis política. Diversos factores explican esta situación:

    A.      Intervencionismo político de Alfonso XIII sin respetar el papel de árbitro que 
             teóricamente debía jugar. Su apoyo a los sectores más conservadores del ejército
             culminó con el apoyo a la Dictadura de Primo de Rivera. Elemento clave en el
             desprestigio de la monarquía.

    B.      División de los partidos del "turno", provocada por la desaparición de los líderes
              históricos y las disputas internas.

     C.      Debilitamiento del caciquismo, paralelo al desarrollo urbano del país.

     D.      Desarrollo de la oposición política y social al régimen de la Restauración:             
             republicanos, nacionalistas, socialistas y anarquistas.
             En este contexto de inestabilidad política, el país tuvo que enfrentarse a graves
             problemas sociales, entre los que destacan:

          -  Agudización de las luchas sociales. Las posiciones de patronos y
             trabajadores se fueron enfrentando cada vez más.

          -  La "cuestión militar" volvió a resurgir ante el desconcierto de un ejército
             humillado en 1898 que recibía críticas crecientes de los sectores opositores
             (republicanos, socialistas, nacionalistas).
                            
                          - "El problema de Marruecos". En la Conferencia de Algeciras (1906) se
                            acordó reparto entre España y francia, del territorio marroquí. A España
                            le correspondió la parte norte. Desde 1909 se inició un conflicto bélico
                            en Marruecos, muy impopular en el país, que dividió aún más al ejército
                            y a la opinión pública, sobre todo a las clases populares.


             10.3.2. Las crisis de 1909 y 1917. La guerra colonial en Marruecos.  
                 Las crisis de 1909
                 La guerra de Marruecos, fue la que determinó el estallido de la denominada
                 Semana Trágica de Barcelona:

- Los ataques de los habitantes del Rif contra los trabajadores españoles de una
  compañía minera llevaron a la movilización de reservistas. Las protestas obreras
  pronto aparecieron en Barcelona y Madrid. 

   - El día 26 de julio estalló la huelga general en Barcelona. Se iniciaron tres días de
     protestas, quemas de  conventos, enfrentamientos con el ejército.

   - La Semana Trágica tuvo un brutal coste humano: un centenar de muertos, heridos,
     destrucciones...y una durísima represión.

   - La Semana Trágica se llevó por delante el programa reformista del gobierno y al
     propio Presidente Maura, que presentó su dimisión.

     La crisis de 1917.
La fuerte crisis económica llevó al estallido social y a una gran  inestabilidad en 1917. En ella podemos distinguir, entre otros, diversos aspectos:
   Crisis militar.
Provocada por el descontento entre los “oficiales peninsulares" ante los rápidos y, a veces inmerecidos, ascensos de los "africanistas". El gabinete conservador de Eduardo Dato se plegó a la imposición de los militares y aceptó unos acuerdos que iban contra la disciplina militar y la subordinación del ejército al poder civil.
   Crisis social.
   La huelga general de 1917, tuvo un amplio seguimiento en las ciudades y se saldó con un centenar de muertos y miles de detenidos.

              La guerra colonial en Marruecos. El desastre de Annual.
El desastre del 98, con la pérdida de Cuba, Puerto Rico y Filipinas, puso fin al imperialismo español. Tras el reparto de la mayor parte de África, el territorio de lo que hoy es Marruecos era una de las pocas regiones por repartir en el continente.
Las potencias se reunieron en la Conferencia de Algeciras en 1906 y allí se acordó el reparto de Marruecos entre Francia, que se quedó la mayor parte del territorio, y España que se apoderó de la montañosa franja norte del país
  Muy pronto aparecieron los conflictos con los indígenas, bajo el liderazgo de Abd-el-Krim.   El desastre del Barranco del Lobo,cerca de Melilla, donde murieron más de mil  españoles. El ejército español, mal dirigido y preparado, sufrió importantes reveses desde un principio.
El Desastre de Annual (1921), que costó más de diez mil muertos, entre ellos el general Fernández  Silvestre. En el verano de 1921, las tropas españolas se embarcaron en una acción mal planificada dirigida por el general Fernández Silvestre. Los choques que las cábilas rifeñas concluyeron con una retirada desordenada y la masacre de las tropas españolas. 

      10.3.3. La Dictadura de Primo de Rivera (1923 – 1930)
Primera fase (1923-1925):
          Se suspendió la constitución de 1876 y el gobierno estuvo en manos de un Directorio Militar.
         El general Primo de Rivera ordenó el Desembarco de Alhucemas (1925), que supuso la
         derrota de los rebeldes marroquíes y la pacificación de los territorios norteafricanos.

Segunda fase (1925-1930):

El gobierno estuvo en manos de un Directorio Civil, que impulsó mejoras de la agricultura, construcción de carreteras y mejora de los ferrocarriles, pero la crisis económica de 1929, el aumento del paro, el movimiento obrero, los nacionalismos y la oposición de los intelectuales, obligaron a dimitir a Primo de Rivera.

   El desprestigio de la monarquía por su apoyo a la dictadura, precipitaron la caída de la misma, cuando en las elecciones municipales de 1931 triunfaron los republicanos en las principales ciudades. Esto precipitó la salida de España de Alfonso XIII y la llegada de la II República.


10.4. LA II REPÚBLICA ESPAÑOLA (1931-1939)

    10.4.1. La Constitución de 1931 y el Bienio Reformista
        La Constitución de 1931.
         El triunfo de las candidaturas republicanas en las grandes ciudades precipitó el 14 de Abril de 1931 la proclamación  de la II República. La amplitud del movimiento popular llevó a que el rey Alfonso XIII, aislado y sin apoyos, abandonara España.

        Inmediatamente se formó un Gobierno Provisional presidido por  Niceto Alcalá Zamora e  integrado por republicanos de izquierda y derecha, socialistas y nacionalistas. En su evolución se distinguieron tres etapas: el Bienio Reformista, el Bienio Conservador y el gobierno del Frente Popular.
        La nueva Constitución, aprobada en diciembre de 1931, reflejó las ideas de esta mayoría. Estos son sus principales rasgos:

- Soberanía popular 

- Sufragio universal masculino y femenino. 

- Separación de poderes.

- Estatutos de Autonomía.

- Separación de la Iglesia y el Estado.


       El Bienio Reformista (1931-1933).
Tras aprobarse la Constitución, se inició un nuevo período con un gobierno presidido por Manuel Azaña y formado por republicanos de izquierda y socialistas.
En diciembre, Niceto Alcalá Zamora fue elegido Presidente de la República. El gobierno republicano-socialista emprendió un amplio programa de reformas:
Reformas sociales: iniciadas desde el Ministerio del Trabajo por el socialista Largo Caballero, que favorecían la posición de los trabajadores y sindicatos y encontraron la cerrada oposición de los empresarios.
Reforma educativa:
   - Amplio programa de construcción de escuelas y contratación de maestros:
   - Enseñanza mixta
   - La Religión dejó de ser asignatura obligatoria  lo que agudizó el enfrentamiento con la  
     Iglesia.

Reforma militar:
 Buscando garantizar la fidelidad del Ejército al nuevo régimen republicano y propiciar la reducción del excesivo número de jefes y oficiales, se exigió el juramento de fidelidad al nuevo régimen republicano, pudiendo optar los que se negaran a ello al retiro voluntario con paga completa.

Reforma agraria:
     - Con ella se buscaba el reasentamiento de campesinos sin tierra en grandes propiedades
        insuficientemente explotadas.

     - Su aplicación fue un fracaso y muy pocos campesinos se beneficiaron de la ley. 

     - Esto provocó un decepción generalizada entre el campesinado, inmerso en  unas
       circunstancias  marcadas por paro creciente.

     - La lentitud y el fracaso en la aplicación de estas reformas provocaron huelgas, manifestaciones y tumultos callejeros, que obligaron a dimitir al presidente Azaña en 1933. Las nuevas elecciones dieron el triunfo a los partidos de centro-derecha.

10.4.2. El Bienio Conservador y el Frente Popular (1933-1936)
     El Bienio Conservador
     Tras las elecciones, gobernó el Partido Radical de Centro, presidido por Lerroux, y poyado por

      la CEDA (Confederación Española de Derechas Autónomas) en el Parlamento.

      La nueva política se concretó en la paralización de las reformas iniciadas:
- Paralización de la reforma agraria.
             - Paralización de la reforma militar y designación para puestos clave de militares
                claramente antirrepublicanos como Franco o Mola.
- Conciliación con la Iglesia Católica.
- Paralización de las reformas educativas
- Enfrentamiento a los nacionalismos. Freno al proyecto de Estatuto de Autonomía vasco y
  catalán.

     Radicalización del enfrentamiento político
En un contexto de crisis económica internacional, la política española se radicalizó, dividiéndose en dos bandos: las Derechas y las Izquierdas.
Derechas: representaba a las clases medias y populares católicas,  agrupadas en diferentes formaciones políticas, como la Falange Española de José Antonio Primo de Rivera.
Izquierdas: agrupaba el centro-izquierda que había optado por una política de reformas y de alianzas con el movimiento obrero. Destacaban el PSOE, El PCE (Partido Comunista de España) y la CNT (Confederación Nacional del Trabajo).

Revolución de Octubre de 1934.
Fue un movimiento huelguístico y revolucionario que se produjo, entre los días 5 y 19 de octubre de 1934 durante el Bienio Radical de la II República, dirigido por los partidos de izquierda.
En Asturias, la huelga general triunfó y degeneró en una verdadera revolución organizada por la UGT y la CNT. El gobierno reprimió brutalmente la huelga.
El balance de la Revolución de Octubre de 1934  fue aterrador: más de mil trescientos muertos, el doble de heridos, treinta mil detenidos.
La reacción del gobierno de derechas fue el endurecimiento de su política:
-  Se suspendió el estatuto de autonomía de Cataluña
-  Se redactó una nueva Ley de Reforma Agraria.
La crisis definitiva vino con diferentes escándalos de corrupción, que afectaron a altos cargos gubernamentales, precipitando el fin de la legislatura y la convocatoria de nuevas elecciones  en febrero de 1936. La izquierda se presentó unida en una coalición, el Frente Popular, y logró  la victoria el 16 de febrero de 1936.

     Las elecciones de 1936 y el Frente Popular
        El gobierno del Frente Popular (febrero-junio de 1936) inició rápidamente la acción reformista:
  - Amplia amnistía para todos los represaliados tras octubre de 1934.
  - Restablecimiento del Estatuto catalán y tramitación de nuevos estatutos de autonomía.
  - Alejamiento de Madrid de los generales más sospechosos de golpismo. Franco, Mola y
    Goded, que fueron  destinados a Canarias, Navarra y Baleares.   

  - Reanudación de la reforma agraria.

El ambiente social era cada vez más tenso, se sucedieron  violentos enfrentamientos callejeros, asesinatos de líderes políticos, enfrentamientos entre grupos falangistas y milicias socialistas, comunistas y anarquistas. Ante esta situación los sectores más conservadores dirigidos por el general Mola, recurrieron a un golpe militar para derrocar a la República, por lo que el 17 de julio de 1936 el ejército de Marruecos iniciaba la rebelión contra el gobierno de la República. El  triunfo parcial del golpe desencadenó la Guerra Civil Española.

10. 5. LA GUERRA CIVIL ESPAÑOLA (1936 – 1939)

     10.5.1. La sublevación militar.

- El 17 de julio de 1936, la insurrección militar se inició en Melilla. Desde allí se extendió
  rápidamente al conjunto del  Protectorado de Marruecos.

- El 18 y 19 de julio, el golpe se extendió a la península y los archipiélagos. Los sublevados
  triunfaron en las zonas rurales y fracasaron en las más industrializadas.

- El golpe fracasó en Asturias, Cantabria y parte del País Vasco, Cataluña, Levante, Madrid,
  Castilla La Mancha, Murcia y la zona oriental de Andalucía.

- Los golpistas triunfaron en Galicia, Castilla-León, Navarra, con el general Mola en Pamplona,
   Andalucía Occidental, con el general Queipo de Llano en Sevilla, Baleares, excepto Menorca,
  con el general Goded y Canarias, desde donde Franco, se desplazó a Marruecos el día 19 para
  ponerse al frente del ejército de África. También triunfó en enclaves aislados como Oviedo,
  con el general Aranda, Granada, donde tuvo lugar el asesinato de García Lorca, y Zaragoza
  con el general Cabanellas.
            El fracaso parcial del golpe llevó a la división del territorio en dos zonas y al inicio de la guerra

     10.5.2. La dimensión internacional del conflicto
Aunque en el exterior, promovido por las principales potencias, se creó Un Comité de No Intervención, el bando nacional recibió el apoyo exterior de Alemania e Italia, mientras que los republicanos obtuvieron la ayuda militar de la URSS y de las Brigadas Internacionales (más de 40.000 voluntarios de diversos países).
Las potencias fascistas ofrecieron una ayuda importante a los rebeldes dirigidos por Franco. Mussolini y Hitler no solo podían conseguir beneficios estratégicos, Italia continuaba su política de expansión mediterránea y Alemania podía obtener un aliado que amenazara la retaguardia francesa, sino que ayudaban a un aliado ideológico en su lucha contra los sistemas democráticos y las ideologías obreras. Portugal se unió desde un principio a esta ayuda a Franco.
           La URSS, por otro lado, tuvo muy claro desde un principio su compromiso de ayuda a la República. No sólo se enfrentaba a la expansión del fascismo, sino que alejaba el centro del conflicto entre las potencias al otro confín de Europa, alejando el interés de Hitler de sus fronteras. La ayuda soviética comenzó a llegar a tiempo para la defensa de Madrid. Sin embargo, aunque fue importante fue más dispersa y de menor calidad que la que recibió Franco. 

      10.5.3. El desarrollo de la guerra civil.
En el bando nacional el poder quedó en manos de un grupo de generales que, siguiendo las  propuestas del general Mola, establecieron un estado autoritario y militarizado.  Después de la muerte en accidente del general Mola, el general Franco se convierte en el jefe absoluto del bando nacionalista.                                                                                                                  
En el bando republicano gran parte del poder quedó en manos de comités obreros, organizados  por partidos y sindicatos que no estaban sometidos a ningún tipo de poder  centralizado.
 La Batalla de Madrid
 El objetivo de los golpistas, desde el principio, era tomar Madrid.  En noviembre de 1936  se nició la Batalla de Madrid, que durante largo tiempo consiguió resistir,
a pesar de la superioridad militar de las fuerzas franquistas.  Recibió la ayuda de las Brigadas Internacionales, cuerpo de voluntarios organizados esencialmente por los comunistas; tanques y aviones rusos, la columna del anarquista Durruti... .  Madrid fue sitiada y bombardeada por Franco, pero la fuerte resistencia de los republicanos y las derrotas sufridas por las tropas nacionalistas en las batallas del Jarama y Guadalajara en 1937, obligaron a Franco a abandonar la ofensiva.
 La Campaña del Norte
De la primavera al otoño de 1937, las tropas nacionales conquistaron la zona norte    republicana. El País Vasco, Cantabria y Asturias cayeron en manos de Franco. Durante  esta fase tuvo lugar el célebre bombardeo de Guernica. La Legión Cóndor, grupo aéreo  alemán enviado por Hitler, bombardeó la ciudad y la arrasó. Los republicanos organizaron la ofensiva de Belchite en Aragón, pero fracasaron, y finalmente las tropas franquistas tomaron todo el norte del país.
De Teruel a la batalla del Ebro.
Las derrotas republicanas
 en Teruel, en febrero de 1938 y en la Batalla del Ebro en noviembre del mismo año, con más de 100.000 muertos, precipitan el final de la guerra.
El final de la guerra. La ofensiva nacionalista contra Cataluña.
La conquista de Barcelona por las tropas franquistas en enero de 1939 provocó un enorme  éxodo de  población. Más de 500.000 personas huyeron a Francia, donde fueron internadas en campos de concentración.
Ante la inminente derrota, las divisiones internas en el bando republicano, donde el gobierno de  Juan Negrín, con el apoyo de los comunistas y parte de los socialistas, proponía la resistencia a ultranza, chocaba frontalmente con algunos sectores del ejército, provocando el golpe militar del coronel Casado, que  defendía la negociación de la derrota con los  nacionales. Franco exigió la rendición incondicional, y el 28 de marzo, las tropas franquistas entraron en Madrid y el 1 de Abril de 1939 terminaba la guerra civil. Una larga dictadura vino a sustituir a la Segunda República.

      10.5.4. Las consecuencias de la guerra civil
 Consecuencias demográficas.
Los cálculos más aceptados estiman entre quinientos y seiscientos mil muertos, el coste de la guerra y la posguerra. 
                Otro elemento clave de las consecuencias demográficas fue el exilio republicano.
              En conjunto, se calcula que hubo unos cuatrocientos cincuenta mil exiliados.

Consecuencias económicas.
      La guerra fue una verdadera catástrofe económica.
      La destrucción del tejido industrial del país, lo que llevó a la vuelta en los años cuarenta a una economía básicamente agraria.
      Destrucción de viviendas, se calculan en unas doscientas cincuenta mil, comunicaciones, infraestructuras...
      Aumento de la deuda externa y pérdida de las reservas de oro del Banco de España.

Consecuencias sociales.
El resultado de la guerra trajo consigo la recuperación de la hegemonía económica y el triunfo de los grupos más conservadores y la Iglesia que apoyó al bando nacional. También trajo consigo el empobrecimiento cultural provocado por el exilio forzado de destacadas personalidades del mundo de la cultura y del arte.
Consecuencias morales.
      La guerra supuso una verdadera fractura moral del país. Varias generaciones marcadas por el sufrimiento de la guerra y las consecuencias de la larga posguerra.


descargar



miércoles, 11 de marzo de 2015

Resumen. Primera Guerra Mundial (1914-1918).

Las causas de la Gran Guerra.

-La nueva política internacional expansionista de Alemania, emprendida
 por el emperador alemán Guillermo II.
- La rivalidades territoriales:
Francia reclamaba a Alemania las regiones de Alsacia y Lorena.
Rusia y Austria-Hungría rivalizaban por extenderse en los Balcanes.
Italia reclamaba Istria y Trento a Austria-Hungría.

-Lucha por el poderío económico entre las principales potencias europeas. Gran Bretaña y Francia, se veían amenazadas ante el poderío industrial alemán y el rearme naval emprendido por el gobierno de Berlín.

-La carrera de armamentosPaz Armada” (1890-1914). En este periodo las principales potencias europeas se ocupan de desarrollar al máximo su industria armamentística. En este periodo, se forman los dos grupos de alianzas militares: la triple Alianza (1882), formada por Alemania, Austria-Hungría e Italia (ésta última, en principio se mantuvo neutral hasta intervenir más tarde como miembro del bando contrario); y la Triple Entente, integrada por Francia, Rusia y Gran Bretaña (1907).
A todo lo anterior se unió el ascenso de países extra-europeos como Estados Unidos y Japón a la categoría de potencias mundiales.


El estallido del conflicto.

El detonante, se produjo el 28 de junio de 1914 el archiduque heredero de Austria, Francisco Fernando, y su esposa Sofía fueron asesinados en Sarajevo, capital de Bosnia-Herzegovina, por Gavrilo Princip, estudiante serbio miembro de la organización nacionalista La Mano Negra.

Austria-Hungría, apoyada por Alemania, le declaró la guerra a Serbia. El conflicto balcánico se convirtió en europeo al entrar en juego las alianzas. Rusia declaró la guerra al Imperio Austro-húngaro para ayudar a Serbia; Alemania a su vez declaró la guerra a Rusia y a Francia, invadiendo Bélgica – que era neutral- lo que motivó que Gran Bretaña le declarara la guerra.

Al estallar la guerra, prácticamente todos los países europeos se alinearon en cualquiera de los dos bandos:

- Los Imperios Centrales (formaban antes la Triple Alianza): integrados por Alemania y Austria-Hungría.

- Los Aliados (Entente): Francia, Rusia, Gran Bretaña y Serbia. En 1917 se sumó a este bloque Estados Unidos.

- La movilización de las tropas coloniales amplió los combates a África y Asia, convirtiendo el conflicto en mundial.


FECHAS
ENTENTE O ALIADOS
IMPERIOS CENTRALES
Agosto
1914
Francia
Reino Unido
Rusia
Serbia
Bélgica
Alemania
Austria-Hungría
1914
Japón
Imperio Turco Otomano
1915
Italia
Bulgaria
1916
Rumania

1917
Estados Unidos
Grecia

1918
Abandono de Rusia
(Paz de Brest-Litovsk)



Características de la guerra.

- Gran extensión territorial: los países participantes poseían extensos imperios coloniales.

Colonias Europeas antes de la Primera Guerra Mundial.


- Utilización de nuevas armas: ametralladoras, lanzallamas, gases tóxicos, submarinos, aviones, tanques,….

- Transformaciones económicas y sociales de los países contendientes: su economía se centró en la producción masiva de material bélico. Además la mujer se incorporó masivamente al mundo del trabajo para compensar la ausencia de hombres que combatían en la guerra.


 

Las Fases de la guerra.

El conflicto se desarrolló en diversos frentes europeos, africanos y asiáticos. Los dos principales escenarios fueron el frente occidental, que enfrentaba a alemanes con británicos, franceses y, a partir de 1917, estadounidenses, y el frente oriental en el que los rusos lucharon contra alemanes y austro-húngaros.

1. Guerra de movimientos (1914). Alemania intentó una gran ofensiva sobre Francia, a través de Bélgica, pero la victoria del ejército franco-británico en la batalla del Marne, obligó a los alemanes a replegarse, marcando el estancamiento de la guerra, que duraría casi cuatro años más.

2. Guerra de trincheras (1915-1916).
Los frentes se estabilizaron a lo largo de interminables líneas de trincheras, produciéndose enfrentamientos tan devastadores como las batallas de Verdún (febrero de 1916) y el Somme (julio de 1916). En la primera, ambos bandos perdieron cerca de medio millón de hombres.
En la batalla del Somme, la más larga de la guerra, las pérdidas fueron terribles: unos 400.000 muertos por parte aliada y cerca de 600.000 en el bando alemán, sin que estas bajas supusieran ningún avance significativo en la contienda.



3. Los cambios de 1917. Rusia se retiró de la guerra, tras el triunfo de la Revolución Bolchevique. Este año supone la entrada en la guerra de Estados Unidos, apoyando a los aliados, tras el hundimiento de su transatlántico Lusitania por un submarino alemán.




4. El final de la guerra (1918). Una ofensiva de los aliados en todos los frentes provoca la rendición progresiva de los Imperios Centrales. En 1918 Alemania se rindió, firmando un armisticio.






LOS TRATADOS DE PAZ .
Tratado de Versalles: firmado el 28 de junio 1919 entre los aliados y Alemania. El imperio fue cortado en dos por el Corredor polaco, desmilitarizado, confiscadas sus colonias, supervisado, condenado a pagar enormes compensaciones y tratado como responsable del conflicto. Este tratado produjo gran amargura entre los alemanes y fue la semilla inicial para el próximo conflicto mundial.

Saint-Germain-en-Laye: Firmado el 10 de septiembre de 1919 entre los aliados y Austria. En este tratado se establecía el desmembramiento de la antigua monarquía de los Habsburgo, el Imperio Austrohúngaro, y Austria quedó limitada a algunas zonas en las que se hablaba solamente el alemán.

Neuilly: firmado en noviembre 1919), con Bulgaria, supuso pérdidas territoriales en beneficio de Rumanía, Grecia y Yugoslavia. El pago de reparaciones y limitaciones en el ejército.

Sèvres: Firmado el 10 de agosto de 1920 entre Imperio Otomano y los aliados (a excepción de Rusia y Estados Unidos). El Tratado dejaba a los otomanos sin la mayor parte de sus antiguas posesiones, limitándolo a Constantinopla y parte de Asia Menor.

Trianon: Acuerdo impuesto a Hungría el 4 de junio de 1920 por los aliados en el que se dictaminó la entrega de territorios a Checoslovaquia, Rumania y Yugoslavia.




CONSECUENCIAS DE LA GUERRA

• Demográficas: Se calcula que la guerra produjo aproximadamente ocho millones de muertos y seis millones de inválidos. Francia fue el país más afectado, proporcionalmente: 1,4 millones de muertos y desaparecidos.

• Políticas: cuatro imperios autoritarios se derrumbaron: el Imperio del zar (transformado en Rusia comunista), el Imperio Otomano se redujo a Turquía, el Imperio Austrohúngaro fue desmantelado, con el nacimiento de las minúsculas Austria y Hungría, de una Checoslovaquia y una Yugoslavia independientes, el fin del Imperio alemán, que disminuyó en el plano territorial.

• Sociales: las diferencias sociales se acentuaron con el enriquecimiento de los mercaderes de armas y el empobrecimiento de los pequeños ahorradores. Las mujeres adquirieron un nuevo lugar en la sociedad, y se volvieron indispensables durante toda la guerra, en el campo, las fábricas, las oficinas, las escuelas. El feminismo progresaba, el derecho a voto fue acordado en Gran Bretaña, Alemania, Estados Unidos y Rusia, pero no en Francia.

• En el plano internacional, la guerra puso fin a la hegemonía europea en el mundo, que fue sustituida por el predominio de Estados Unidos.

• Ideológicas: favorecimiento del pacifismo y el antimilitarismo entre los intelectuales y amplios sectores sociales; pero también fomentó el resentimiento y el deseo de revancha de los vencidos
especialmente de Alemania, en el Tratado de Versalles


CRONOLOGÍA DE LA 1ªGUERRA MUNDIAL

1914
28 junio
Asesinato en Sarajevo del archiduque de Austria.
28 julio
Austria-Hungría declara la guerra a Serbia.
1 agosto
Alemania declara la guerra a Rusia.
3 agosto
Alemania declara la guerra a Francia e invade Bélgica.
4 septiembre
Tropas alemanas a 20 km. de París.
6-13 septiembre
Batalla del Marne. Los alemanes retroceden.
29 octubre
Turquía ataca Rusia.
1915
22 abril
Los alemanes usan gases asfixiantes en Ypres.
26 abril
Submarinos alemanes hunden el trasatlántico Lusitania.
24 mayo
Italia entra en la guerra.
24 mayo
Bulgaria entra en guerra junto a Imperios Centrales.
1916
21 febrero
Comienza la batalla de Verdún.
31 mayo
Batalla naval frente a la península de Jutlandia.
1 julio
Inicio de la batalla del Somme.
27 agosto
Italia declara la guerra a Alemania.
1917
1 febrero
Alemania intensifica la guerra submarina.
6 abril
EEUU declara la guerra a Alemania.
24 octubre
Derrota italiana en Caporetto.
25 octubre
Los bolcheviques toman el poder en Rusia.
1918
3 marzo
Rusia se rinde. Paz de Brest-Litovsk
21 marzo
Comienza ofensiva alemana en el Somme.
29 septiembre
Bulgaria firma el armisticio.
29 octubre
Nace Yugoslavia.
31 octubre
Turquía firma el armisticio.
9 noviembre
Guillermo II abdica. Se proclama la República alemana.
11 noviembre
Alemania firma el armisticio.



 

LA REVOLUCIÓN RUSA DE 1917. EL NACIMIENTO DE LA UNIÓN SOVIÉTICA.


Rusia, a principios del siglo XX,  era un vasto imperio, compuesto por una sociedad dominada por la nobleza terrateniente, con un gobierno absolutista encarnado en la figura de los zares, concretamente por la dinastía de los Romanov, representada por Nicolás II.


La economía era fundamentalmente agrícola, aunque la industria había alcanzado cierto desarrollo, sobre todo en Moscú y San Petersburgo. Las diferencias sociales se habían acrecentado debido al incremento de los bienes por parte de una minoría dueña de las tierras y de la industria, mientras los campesinos y los obreros de las industrias vivían en la miseria.


LAS REVOLUCIONES DE 1917

En 1917, las derrotas en la Primera Guerra Mundial y la grave crisis social y política propiciaron una doble revolución:

1. La revolución burguesa de febrero de 1917, derrocó al zar Nicolás II e implantó una      república liberal, pero su decisión de continuar en la guerra mundial y el fracaso de las reformas propuestas provocaron su caída.

2. La revolución bolchevique de octubre de 1917, organizada por los marxistas radicales (bolcheviques) llevó al poder a su líder, Lenin, que tomó las siguientes medidas:

     -  El partido Bolchevique pasó a llamarse Partido Comunista.

     -  Fundación de la Tercera Internacional o Internacional comunista.

     -  Firmó la paz con Alemania (Tratado de Brest-litovsk, 1918).

     -  Traspasó las tierras al campesinado.

     -  El control de las fábricas pasó a los trabajadores.

     -  Nacionalización de la banca y los transportes.

 

LA GUERRA CIVIL (1918-1921)

Las medidas surgidas de la revolución bolchevique desencadenaron una guerra civil entre el Ejército Rojo, cuyo jefe era León Trotsky, representante de los revolucionarios y el Ejército Blanco,  ayudado por los estados contrarios a la revolución, como Inglaterra, Francia, Estados Unidos y Japón. El triunfo del Ejército Rojo consolidó a Lenin y al Partido Comunista en el poder.

EL GOBIERNO DE LENIN (1821-1824)

El régimen político se integró a partir de 1922, con la forma de gobierno federal, conformado por repúblicas autogobernadas, que en su conjunto se denominaron URSS (Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas).

Se adoptó una Nueva Política Económica (NEP), que para afrontar la crisis combinó elementos comunistas y capitalistas, que consiguieron mejorar la economía y las condiciones de vida de la población.

EL GOBIERNO DE ESTALIN (1929 -1953)

En 1924 falleció Lenin, proponiéndose para sucederle dos alternativas: Trotsky, líder del Ejército Rojo y Stalin, que, luego de haber ocupado el cargo de Secretario General del partido, venció a sus oponentes y se consagró como  jefe del estado desde 1929 hasta 1953.
Stalin gobernó de forma despótica, persiguiendo a sus opositores, hasta la muerte, o mediante el confinamiento en campos de concentración.
 En el plano económico y militar, la URSS se convirtió en una potencia mundial de primer orden.

Descargar para imprimir