miércoles, 14 de mayo de 2014


LA REVOLUCIÓN RUSA DE 1917. EL NACIMIENTO DE LA UNIÓN SOVIÉTICA.

Rusia, a principios del siglo XX,  era un vasto imperio, compuesto por una sociedad dominada por la nobleza terrateniente, con un gobierno absolutista encarnado en la figura de los zares, concretamente por la dinastía de los Romanov, representada por Nicolás II.

La economía era fundamentalmente agrícola, aunque la industria había alcanzado cierto desarrollo, sobre todo en Moscú y San Petersburgo. Las diferencias sociales se habían acrecentado debido al incremento de los bienes por parte de una minoría dueña de las tierras y de la industria, mientras los campesinos y los obreros de las industrias vivían en la miseria.

LAS REVOLUCIONES DE 1917

En 1917, las derrotas en la Primera Guerra Mundial y la grave crisis social y política propiciaron una doble revolución:

1. La revolución burguesa de febrero de 1917, derrocó al zar Nicolás II e implantó una      república liberal, pero su decisión de continuar en la guerra mundial y el fracaso de las reformas propuestas provocaron su caída.

2. La revolución bolchevique de octubre de 1917, organizada por los marxistas radicales (bolcheviques) llevó al poder a su líder, Lenin, que tomó las siguientes medidas:

     -  El partido Bolchevique pasó a llamarse Partido Comunista.

     -  Fundación de la Tercera Internacional o Internacional comunista.

     -  Firmó la paz con Alemania (Tratado de Brest-litovsk, 1918).

     -  Traspasó las tierras al campesinado.

     -  El control de las fábricas pasó a los trabajadores.

     -  Nacionalización de la banca y los transportes.

 

LA GUERRA CIVIL (1918-1921)

Las medidas surgidas de la revolución bolchevique desencadenaron una guerra civil entre el Ejército Rojo, cuyo jefe era León Trotsky, representante de los revolucionarios y el Ejército Blanco,  ayudado por los estados contrarios a la revolución, como Inglaterra, Francia, Estados Unidos y Japón. El triunfo del Ejército Rojo consolidó a Lenin y al Partido Comunista en el poder.

EL GOBIERNO DE LENIN (1821-1824)

El régimen político se integró a partir de 1922, con la forma de gobierno federal, conformado por repúblicas autogobernadas, que en su conjunto se denominaron URSS (Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas).

Se adoptó una Nueva Política Económica (NEP), que para afrontar la crisis combinó elementos comunistas y capitalistas, que consiguieron mejorar la economía y las condiciones de vida de la población.

EL GOBIERNO DE ESTALIN (1929 -1953)

En 1924 falleció Lenin, proponiéndose para sucederle dos alternativas: Trotsky, líder del Ejército Rojo y Stalin, que, luego de haber ocupado el cargo de Secretario General del partido, venció a sus oponentes y se consagró como  jefe del estado desde 1929 hasta 1953.

Stalin gobernó de forma despótica, persiguiendo a sus opositores, hasta la muerte, o el confinamiento en campos de concentración.

 En el plano económico y militar, la URSS se convirtió en una potencia mundial de primer orden.

 

martes, 29 de abril de 2014

Resumen. Primera Guerra Mundial (1914-1918).

Las causas de la Gran Guerra.

-La nueva política internacional expansionista de Alemania, emprendida
 por el emperador alemán Guillermo II.
- La rivalidades territoriales:
Francia reclamaba a Alemania las regiones de Alsacia y Lorena.
Rusia y Austria-Hungría rivalizaban por extenderse en los Balcanes.
Italia reclamaba Istria y Trento a Austria-Hungría.

-Lucha por el poderío económico entre las principales potencias europeas. Gran Bretaña y Francia, se veían amenazadas ante el poderío industrial alemán y el rearme naval emprendido por el gobierno de Berlín.

-La carrera de armamentosPaz Armada” (1890-1914). En este periodo las principales potencias europeas se ocupan de desarrollar al máximo su industria armamentística. En este periodo, se forman los dos grupos de alianzas militares: la triple Alianza (1882), formada por Alemania, Austria-Hungría e Italia (ésta última, en principio se mantuvo neutral hasta intervenir más tarde como miembro del bando contrario); y la Triple Entente, integrada por Francia, Rusia y Gran Bretaña (1907).
A todo lo anterior se unió el ascenso de países extra-europeos como Estados Unidos y Japón a la categoría de potencias mundiales.


El estallido del conflicto.

El detonante, se produjo el 28 de junio de 1914 el archiduque heredero de Austria, Francisco Fernando, y su esposa Sofía fueron asesinados en Sarajevo, capital de Bosnia-Herzegovina, por Gavrilo Princip, estudiante serbio miembro de la organización nacionalista La Mano Negra.

Austria-Hungría, apoyada por Alemania, le declaró la guerra a Serbia. El conflicto balcánico se convirtió en europeo al entrar en juego las alianzas. Rusia declaró la guerra al Imperio Austro-húngaro para ayudar a Serbia; Alemania a su vez declaró la guerra a Rusia y a Francia, invadiendo Bélgica – que era neutral- lo que motivó que Gran Bretaña le declarara la guerra.

Al estallar la guerra, prácticamente todos los países europeos se alinearon en cualquiera de los dos bandos:

- Los Imperios Centrales (formaban antes la Triple Alianza): integrados por Alemania y Austria-Hungría.

- Los Aliados (Entente): Francia, Rusia, Gran Bretaña y Serbia. En 1917 se sumó a este bloque Estados Unidos.

- La movilización de las tropas coloniales amplió los combates a África y Asia, convirtiendo el conflicto en mundial.


FECHAS
ENTENTE O ALIADOS
IMPERIOS CENTRALES
Agosto
1914
Francia
Reino Unido
Rusia
Serbia
Bélgica
Alemania
Austria-Hungría
1914
Japón
Imperio Turco Otomano
1915
Italia
Bulgaria
1916
Rumania

1917
Estados Unidos
Grecia

1918
Abandono de Rusia
(Paz de Brest-Litovsk)



Características de la guerra.

- Gran extensión territorial: los países participantes poseían extensos imperios coloniales.

Colonias Europeas antes de la Primera Guerra Mundial.


- Utilización de nuevas armas: ametralladoras, lanzallamas, gases tóxicos, submarinos, aviones, tanques,….

- Transformaciones económicas y sociales de los países contendientes: su economía se centró en la producción masiva de material bélico. Además la mujer se incorporó masivamente al mundo del trabajo para compensar la ausencia de hombres que combatían en la guerra.


Las Fases de la guerra.

El conflicto se desarrolló en diversos frentes europeos, africanos y asiáticos. Los dos principales escenarios fueron el frente occidental, que enfrentaba a alemanes con británicos, franceses y, a partir de 1917, estadounidenses, y el frente oriental en el que los rusos lucharon contra alemanes y austro-húngaros.

1. Guerra de movimientos (1914). Alemania intentó una gran ofensiva sobre Francia, a través de Bélgica, pero la victoria del ejército franco-británico en la batalla del Marne, obligó a los alemanes a replegarse, marcando el estancamiento de la guerra, que duraría casi cuatro años más.

2. Guerra de trincheras (1915-1916).
Los frentes se estabilizaron a lo largo de interminables líneas de trincheras, produciéndose enfrentamientos tan devastadores como las batallas de Verdún (febrero de 1916) y el Somme (julio de 1916). En la primera, ambos bandos perdieron cerca de medio millón de hombres.
En la batalla del Somme, la más larga de la guerra, las pérdidas fueron terribles: unos 400.000 muertos por parte aliada y cerca de 600.000 en el bando alemán, sin que estas bajas supusieran ningún avance significativo en la contienda.

3. Los cambios de 1917. Rusia se retiró de la guerra, tras el triunfo de la Revolución Bolchevique. Este año supone la entrada en la guerra de Estados Unidos, apoyando a los aliados, tras el hundimiento de su transatlántico Lusitania por un submarino alemán

4. El final de la guerra (1918). Una ofensiva de los aliados en todos los frentes provoca la rendición progresiva de los Imperios Centrales. En 1918 Alemania se rindió, firmando un armisticio.






LOS TRATADOS DE PAZ .
Tratado de Versalles: firmado el 28 de junio 1919 entre los aliados y Alemania. El imperio fue cortado en dos por el Corredor polaco, desmilitarizado, confiscadas sus colonias, supervisado, condenado a pagar enormes compensaciones y tratado como responsable del conflicto. Este tratado produjo gran amargura entre los alemanes y fue la semilla inicial para el próximo conflicto mundial.

Saint-Germain-en-Laye: Firmado el 10 de septiembre de 1919 entre los aliados y Austria. En este tratado se establecía el desmembramiento de la antigua monarquía de los Habsburgo, el Imperio Austrohúngaro, y Austria quedó limitada a algunas zonas en las que se hablaba solamente el alemán.

Neuilly: firmado en noviembre 1919), con Bulgaria, supuso pérdidas territoriales en beneficio de Rumanía, Grecia y Yugoslavia. El pago de reparaciones y limitaciones en el ejército.

Sèvres: Firmado el 10 de agosto de 1920 entre Imperio Otomano y los aliados (a excepción de Rusia y Estados Unidos). El Tratado dejaba a los otomanos sin la mayor parte de sus antiguas posesiones, limitándolo a Constantinopla y parte de Asia Menor.

Trianon: Acuerdo impuesto a Hungría el 4 de junio de 1920 por los aliados en el que se dictaminó la entrega de territorios a Checoslovaquia, Rumania y Yugoslavia.




CONSECUENCIAS DE LA GUERRA

• Demográficas: Se calcula que la guerra produjo aproximadamente ocho millones de muertos y seis millones de inválidos. Francia fue el país más afectado, proporcionalmente: 1,4 millones de muertos y desaparecidos.

• Políticas: cuatro imperios autoritarios se derrumbaron: el Imperio del zar (transformado en Rusia comunista), el Imperio Otomano se redujo a Turquía, el Imperio Austrohúngaro fue desmantelado, con el nacimiento de las minúsculas Austria y Hungría, de una Checoslovaquia y una Yugoslavia independientes, el fin del Imperio alemán, que disminuyó en el plano territorial.

• Sociales: las diferencias sociales se acentuaron con el enriquecimiento de los mercaderes de armas y el empobrecimiento de los pequeños ahorradores. Las mujeres adquirieron un nuevo lugar en la sociedad, y se volvieron indispensables durante toda la guerra, en el campo, las fábricas, las oficinas, las escuelas. El feminismo progresaba, el derecho a voto fue acordado en Gran Bretaña, Alemania, Estados Unidos y Rusia, pero no en Francia.

• En el plano internacional, la guerra puso fin a la hegemonía europea en el mundo, que fue sustituida por el predominio de Estados Unidos.

• Ideológicas: favorecimiento del pacifismo y el antimilitarismo entre los intelectuales y amplios sectores sociales; pero también fomentó el resentimiento y el deseo de revancha de los vencidos
especialmente de Alemania, en el Tratado de Versalles

martes, 25 de marzo de 2014

LAS REVOLUCIONES LIBERALES EN ESPAÑA 
(1788-1874)
 

A lo largo del siglo XIX fueron desapareciendo las estructuras del Antiguo Régimen, se  implantó un sistema político liberal, la población creció, se modernizó la economía, y se estableció una sociedad de clases basada en la riqueza.

   1. LA CRISIS POLÍTICA DEL ANTIGUO RÉGIMEN

          1.1. El reinado de Carlos IV (1788 – 1808)
     La crisis política del Antiguo Régimen se inició con el reinado de Carlos IV.

*      Carlos IV puso fin a las reformas ilustradas por considerar que sus ideas habían originado la Revolución Francesa. Tras la ejecución de Luís XVI,   España junto a otros países, declaró la guerra a Francia en 1793, que terminó con el Tratado de Basilea en 1795.

*       En 1807, el primer ministro español Manuel Godoy, se alió con Francia y firmó el tratado de Fontainebleau con la finalidad de adueñarse de Portugal. Con el pretexto de invadir Portugal, las tropas francesas ocuparon los puntos estratégicos de la Península e invadieron España. Este hecho provocó el Motín de Aranjuez (1808). El príncipe Fernando se enfrentó a su padre, Carlos IV, que se vio obligado a cesar a Godoy  y a cederle  el trono a su hijo. Las disputas entre padre e hijo fueron aprovechadas por Napoleón, que con el pretexto de mediar entre la familia real española, los atrajo a Bayona (Francia), donde consiguió que ambos abdicasen en él, que impuso como rey de España a su hermano José I Bonaparte 

*       El 2 de mayo de 1808, Madrid se levantó contra las tropas francesas. Este hecho se extendió por toda España, iniciándose la Guerra de la Independencia (1808 -1814).

          1.2. La Guerra de la Independencia (1808 –1814)

*       La guerra de la Independencia fue a la vez una lucha de liberación contra la invasión francesa y el inicio de una revolución liberal contra el absolutismo.

*       La oposición a los invasores franceses se llevó a cabo mediante “guerra de guerrillas” o ataques por sorpresa al enemigo. Al principio, se frenó el avance francés con el levantamiento en armas de ciudades como como Gerona, Valencia y Zaragoza y con la victoria española en la batalla de Bailén (1808), pero Napoleón se repuso enviando a España un ejército de 250 000 soldados recobrando el control de la situación.

*       En 1812, con la ayuda del ejército británico, y aprovechando el retroceso militar de Napoleón en Rusia,  los españoles vencen a los franceses en la batalla de los Arapiles, en el sur de Salamanca (22 de julio de 1812). Más adelante, las derrotas francesas en 1813 en las batallas de Vitoria (21 de junio) y San Marcial (31 de agosto),provocaron la retirada posterior de Napoléon. El tratado de Valençay (11 de diciembre de 1813) restauró como rey a Fernando VII y dejaba a España libre de la presencia extranjera.
*       En 1814 vuelve Fernando VII, que es reconocido como rey de España.

            1.3. La Revolución Liberal. Las Cortes de Cádiz.
                  La revolución liberal se desarrolló a la par que la guerra contra Napoleón.

                  Ante la ausencia de los reyes, para dirigir la guerra, se crearon las Juntas
                  Provinciales de Defensa, y una Junta Suprema Central para coordinarla.
                  La Junta Suprema Central  asumió el poder y convocó las Cortes en Cádiz en 1810.

                  En 1812 las Cortes proclamaron la Constitución liberal revolucionaria que
                  terminaría con el Antiguo Régimen.

           *       La constitución de 1812 reconocía:

1.     Derechos individuales:
§  Igualdad ante la ley
§  Soberanía Nacional.
§  División de poderes
2.     Nuevas leyes:
§  Libertad de imprenta
§  Abolición de los Señoríos, los gremios y la Inquisición

 1.4. El restablecimiento del absolutismo. Fernando VII

*       Al inicio de su reinado (1814 – 1820), Fernando VII estableció el absolutismo, abolió la obra de las Cortes de Cádiz y persiguió a los liberales.

*       En 1820 el pronunciamiento militar  en la localidad sevillana de Las Cabezas de San Juan del teniente coronel Rafael de Riego  proclamó la restauración de la Constitución de Cádiz (1812, La Pepa) y el restablecimiento de las autoridades constitucionales

*       Trienio Liberal (1820-1823). Durante ese período, los gobiernos liberales restablecieron la Constitución Liberal de Cádiz.  Fernando VII pidió ayuda a las potencias absolutistas integradas en la Santa Alianza, que envió un ejército, los Cien Mil Hijos de San Luís, que apoyaron al rey para restaurar el absolutismo.

*       Los últimos diez años del reinado (1823-1833) estuvieron marcados por el gobierno absolutista, la independencia de la América española y el problema sucesorio:

§  El rey Fernando VII al nacer su hija en 1830, derogó la Ley Sálica,
   que impedía reinar a las mujeres

§  Don Carlos, hermano del rey, al verse desplazado del trono por su
   sobrina Isabel, recabó el apoyo de los absolutistas.

§  La esposa de Fernando VII, María Cristina, asumió la regencia
   durante la minoría de edad de Isabel, que reinó con el apoyo
   de los liberales moderados.

§  Durante este periodo (1833-1839) se desencadenó la Primera
   Guerra Carlista.
 

2. LA IMPLANTACIÓN DEL ESTADO LIBERAL

2.1. El reinado de Isabel II (1843-1868). La organización del régimen liberal
El reinado de Isabel II estuvo marcado por el enfrentamiento entre los partidos liberales. Los más importantes fueron el partido moderado (formado por la alta burguesía y parte de las clases medias) y el progresista (clases medias y artesanas de las ciudades).
En el reinado de Isabel II se distinguen tres grandes periodos:

   A. La Década Moderada (1844-1854). Se rigió por la Constitución de 1845
En mayo de 1844 se formó un gabinete presidido por el General Narváez, la gran figura de los moderados. Estas fueron las principales medidas que se adoptaron durante la siguiente década:
*       Creación en 1844 de la Guardia Civil, fuerza armada encargada de aplicar la ley y orden esencialmente en el medio rural.
 
*       Ley de Ayuntamientos de 1845, que reforzaba el centralismo reservando al gobierno el nombramiento de los alcaldes. 

*       Reforma del sistema fiscal. Se estableció un nuevo sistema fiscal más racional, eficaz y moderno.

*       Ley Electoral de 1846. Se estableció un sufragio muy restringido  que limitó el cuerpo electoral a 97.000 varones mayores de más de 25 años, lo que suponía el 0.8% del total de la población.

*       Concordato de 1851. Acuerdo con la Santa Sede por el que el Papa reconoció a Isabel II como reina y aceptó la pérdida de los bienes eclesiásticos ya desamortizados.

B. El Bienio progresista (1854-1856)

El poder cada vez más dictatorial de Narváez propició un creciente descontento que culminó con un el golpe militar y la formación de un gobierno presidido por el progresista Espartero.
Durante este corto período destacaron las siguientes medidas:

*      La desamortización general de Madoz en 1855 que culminó el proceso desamortizador, con los bienes de los municipios.

*       Unas nuevas Cortes Constituyentes iniciaron la elaboración de una nueva constitución en 1856, que no llegó a aplicarse.

*       Se adoptaron medidas para propiciar la modernización económica del país como la Ley de Ferrocarriles de 1855.

C. El final de la monarquía Isabelina (1856-1868)
Estos años se caracterizan por la alternancia en el poder entre liberales moderados y el partido centrista Unión Liberal. Al final del periodo surgieron distintos partidos, entre los que destacaron  los republicanos que querían abolir la monarquía.
  2.2. El Sexenio revolucionario (1868-1874):
    2.2.1. La caída de Isabel II
*       Las prácticas dictatoriales de Narváez en los últimos gobiernos moderados extendieron la impopularidad del régimen moderado y de la reina Isabel II.

*       La crisis económica iniciada en 1866 acrecentó el descontento de la población.

*       En 1866, los demócratas y los liberales progresistas y de centro firmaron el Pacto de Ostende por el que se comprometían a derrocar a Isabel II.

*       Finalmente triunfó la revolución de 1868. Isabel II huyó a Francia.  

*       Se formó un gobierno provisional que promulgó la constitución de 1869, que establecía:

§  los derechos de expresión, prensa, reunión y asociación
§  Libertad de culto religioso.
§  La soberanía nacional.
§  La división de poderes.
§  El sufragio universal masculino.
§  La monarquía democrática
2.2.2. La Monarquía democrática: Amadeo I (1871-1873
*       Tras aprobarse la constitución de 1869 en la que se establecía la monarquía como forma de gobierno, y desechada la opción de los Borbones, las Cortes eligieron como nuevo rey a Amadeo de Saboya.

*       Amadeo se encontró inmediatamente con un amplio frente de rechazo: los carlistas, los "alfonsinos", partidarios de la vuelta de los Borbones en la figura de Alfonso, hijo de Isabel II; y, finalmente, los republicanos.

*       Los dos años que duró su reinado se caracterizaron por una enorme inestabilidad política. Harto ante la situación, Amadeo I abdicó a principios de 1873 y regresó a Italia.

*       Sin otra alternativa, era impensable iniciar una nueva búsqueda de un rey entre las   dinastías  europeas, las Cortes proclamaron la República el 11 de febrero de 1873.

2.2.3. La Primera República (1873-1874
*       La República fue proclamada por unas Cortes en las que no había una mayoría de republicanos.

*       Las ideas republicanas tenían escaso apoyo social y contaban con la oposición de los grupos sociales e instituciones más poderosos del país.

*       La debilidad del régimen republicano provocó una enorme inestabilidad política.

*       El gobierno republicano tuvo que enfrentarse una segunda guerra carlista, a la guerra de Cuba, a la insurrección de algunos territorios peninsulares.

*       Todos los problemas anteriores propiciaron la restauración de la monarquía borbónica.

 

 

 ACTIVIDADES →pág. 104: 1y 2  / pág. 105: 1 / pág. 106: 3  /  pág. 108: 1-4